Consejos de Kayland para cuidar de tus botas de Nobuck

Kayland_Globo_GTX

El Nobuck es un tipo de cuero suave y aterciopelado que puede verse facilmente afectado por la suciedad.

El nobuck se obtiene de la parte exterior de la piel de la vaca. Por esta razón, este material es muy resistente y bonito que se utiliza como una opción común para la fabricación de calzado, bolsos, chaquetas y diversos accesorios.

Es necesario tener en cuenta que se trata de un cuero muy delicado, que requiere de un  procedimiento y unas técnicas específicas para limpiarlo cuando se ensucia. De esta forma, evitaremos el riesgo de dañar el cuero con métodos incorrectos.

Kayland_PAMIR_GTX_BROWN

Para limpiar el Nobuck es necesario disponer del equipo adecuado

Necesitaremos un cepillo suave que no raye la superficie. Además, también nos serán útiles unos paños, ya sean de cuero o de tela, y productos específicos de limpieza de nobuck. Sugerimos darle un cepillado a las botas después de cada uso, para evitar que se asiente el polvo y se creen manchas.

Con el cepillo, deberíamos hacer un movimiento circular en continuo, teniendo en cuenta no concentrarnos demasiado en la misma área ya que podemos dañar el nobuck. Si existen algunos puntos de suciedad difíciles de eliminar, podemos usar productos líquidos o en aerosol que encontraremos fácilmente en el mercado. Estos se deben aplicar primero sobre un paño y luego, hacer una pasada por toda la superficie del zapato, de manera uniforme. Para finalizar, es necesario de nuevo un buen cepillado completo para eliminar cualquier residuo sobre el cuero.

 

Dejar respuesta