Visitas Trezeta: La Ruta de la Seda, siguiendo los pasos de los antiguos comerciantes.

El la antigüedad, la seda se consideraba un material muy valioso, porque además de ser la solución ideal para producir túnicas de alta calidad, era un símbolo de prosperidad y riqueza. Sin embargo, el monopolio de la producción y el comercio de la seda era exclusivo de China, por lo que para obtener este hilo desde Europa, era necesario viajar a lo largo de una ruta de casi ocho mil kilómetros, de oeste a este, para llegar a las provincias chinas donde se hacía este tejido. Incluso una vez que se aprendió la técnica de cría del gusano de seda, el mercader europeo continuó viajando hacia el este, buscando nuevos bienes para ser comercializados o simplemente, como en el caso de Marco Polo, impulsado por la sed de conocimiento.

Hay varias rutas que se pueden tomar, pero algunos destinos intermedios son fundamentales, como Estambul, luego la ciudad de Samarkanda en Uzbekistán y el destino final de Xi’an, en China. Un camino variado y hostil, que serpentea entre Asia Menor, entre los ríos de Mesopotamia, para cruzar el Pamir, los estados en el Mar Caspio y luego a las llanuras esteparias de Mongolia y finalmente a China. Ciertamente condiciones prohibitivas para completar el viaje en una sola vez, especialmente por la duración y los problemas del equipo que es necesario llevar.

Seguramente un calzado liviano pero bien estructurado, diseñado para los viajeros más exigentes, debe formar parte del equipaje: el WP Trezeta Indigo W, que gracias a la forma estudiada para seguir la anatomía del pie y la construcción con materiales de calidad, asegura un confort duradero incluso en condiciones extremas y uso intenso. La parte superior está hecha de cuero de gamuza duradero y suave, con inserciones en tejido sintético para mejorar la transpiración del pie, ya optimizado gracias al forro Water Stopper, exclusivo Trezeta, que evita que agentes externos penetren en el zapato. La cuña de EVA de doble densidad absorbe los golpes y es estable, perfecta para caminos pedregosos y condiciones mixtas, mientras que la suela exterior Vibram® Super Rubber proporciona un agarre y una tracción excelentes en todas las superficies, incluso mojadas y resbaladizas.

Durante la exploración de la Ruta de la Seda, podemos conocer una serie de culturas y pueblos diferentes que son una representación de los contrastes de la modernidad: desde las ciudades hiper-tecnológicas de Occidente, a los pastores nómadas de Uzbekistán, al campo chino, rodeado de arrozales y polvorientos caminos que conducen a ciudades densamente pobladas a pocos kilómetros de distancia. Por lo tanto, es esencial prepararse emocionalmente para este viaje para apreciar plenamente su belleza y sus múltiples facetas.

Dejar respuesta