TEOFIL VLAD: el nuevo embajador que entra a formar parte de la familia Kayland

Kayland se enorgullece de recibir en su equipo de embajadores al montañero rumano Teofil Vlad, uno de los hombres de montaña más famosos del país, dos veces ganador del premio al deportista del año en Rumania (en 2010 y 2013 por sus hazañas en McKinley y Nanga Parbat)

Teofil es un alpinista completo, que realmente practica muchas disciplinas en el mundo de la montaña: además de las expediciones alpinas y del Himalaya, practica la escalada en roca y la escalada en hielo, pero su verdadera pasión es abrir nuevas rutas en las montañas más altas del mundo, por encima de los seis mil metros de altitud.

En su carrera ya ha alcanzado hitos de prestigio: tan solo tres años después de comenzar la actividad, conquistó el pico del Mont Blanc en 2002, y luego comenzó una escalada de actuaciones que lo llevaron a la cumbre de Nanga Parbat, en 2013, una de los picos más difíciles del grupo del Himalaya. Mientras tanto, cerró numerosas ascensiones en los Andes, Karakorum, Kazajstán, África y abrió muchas rutas nuevas en las amadas montañas rumanas y en el Cáucaso. El año pasado, desafió a las montañas de Yosemite por primera vez, y entre las muchas escaladas logró cerrar el difícil Salathe Wall en El Capitán y la pared noroeste de Half Dome.

Entre sus proyectos futuros, la apertura de nuevas rutas desafiantes en picos de 6-7000 metros y la ascensión al Pumori (7161 m) prevista para el próximo otoño.

Además de las actividades de montañismo, Teofil escribe regularmente para revistas de montaña en Rumania, es invitado a eventos nacionales e internacionales al aire libre y organiza cursos de escalada y montañismo en las montañas de los Cárpatos.

¡Bienvenido Teofil!

Dejar respuesta